Obras Ganadoras Edición 2012

Primer Premio – Damian Espina | Hidrófono espacial de electrones | Instalación sonoro-lumínica

El Hidrófono Espacial de Electrones es un dispositivo generador de partículas sonoras esenciales para la existencia de la Ciudad Hidroespacial.
Las partículas sonoras se conjugan en un sonido fundamental, gracias a una suerte de fusión entre fluido y electrón. Si dicha manifestación acústica, fuese magnificada y transmutada, materializaría la energía necesaria para la gestación de la Ciudad Hidroespacial.
El Generador Liquido (modulo A) es el componente central del dispositivo y se vale del agua, el aluminio y el cobre para la generación, a través de un proceso de electrolisis, de la señal fundamental. Proceso análogo al que se utilizaría para la obtención del oxigeno e hidrógeno a partir del agua en la Ciudad Hidroespacial.
El Transmutador Sonolumínico (modulo B) manifiesta en forma de sonido y luz la señal proveniente del Generador Líquido. Estas resultantes, más allá de su belleza, poseen cuerpo y expresiones espacio-temporales, dialogando con el observador-oyente en el orden del pensamiento y la imaginación, movilizándolo hacia sitios remotos, inusuales e ideales, abstraídos de toda realidad circundante.

El dispositivo consiste en un generador de corrientes galvánicas por medio de electrolisis que utiliza tres elementos, cobre (Cu), aluminio (Al) y un electrolito a base de agua con cloruro de sodio. Estas señales son acondicionadas por un circuito R-C (resistivo-capacitivo) y enviadas a un preamplificador j-fet de señales para luego ser mezcladas por una etapa con operacional. De esta forma, se obtiene una única señal que será inyectada a una etapa de potencia y posteriormente reproducida a través de un sistema de altavoces. A su vez, esta señal, previo a la etapa de potencia, es enviada a un circuito que modula la alimentación de un conjunto de leds dando como resultado una iluminación dinámica acorde al sonido reproducido. También, el dispositivo posee un sistema de control de  electrolisis que se compone de:

• Una bomba sumergida para la recirculación del electrolito.
• Tres microservos que controlan el contacto de tres electrodos de aluminio reemplazables con el fluido, ya que luego de un prolongado uso pueden sufrir degradación por el proceso
electroquímico.
• Circuitos para control de servos.
• Circuito de selección de señal de servos compuesto por tres relays y un secuenciador integrado (4017) accionado por un timer integrado (555).

Gracias a la actuación de estos sistemas, se logra una secuencia alternada de contacto de los electrodos con el electrolito para mantener una generación de señal adecuada.
El conjunto posee un sistema de iluminación permanente para la estructura, basada también en diodos led y una fuente switching para la alimentación de circuitos.
Para el mantenimiento y puesta en servicio de la obra se dispone de una pequeña bomba centrifuga de agua que permite el llenado y posterior vaciado del fluido electrolítico del recipiente contenedor.
La operación conjunta de los sistemas mencionados, da como resultado la manifestación audible y lumínica de la señal generada a partir del proceso de electrolisis

Segundo Premio | Margarita Bali | Homo Ludens Intergaláctico | Videoinstalación

“La obra es un viaje inventado al espacio sideral con los cuerpos y movimientos de seres humanos libres, despojados de compleja indumentaria espacial, librados para flotar y navegar, moverse en el espacio y jugar con los fantásticos elementos corpóreos y el fluido colorido entorno escenográfico que ofrecen las galaxias.

Es un viaje de experimentación y de aprendizaje (…) Las imágenes con que trabajo bajadas legalmente del propio sitio Hubblecast de la Nassa- se aggiornan constantemente y me generan una intriga enorme sobre aspectos mucho más grandes, la inmensidad del cosmos, como se originó, como evoluciona, quiénes somos nosotros en la tierra en contraste con esta increíble y cambiante enormidad y si hay y como serían otros seres ahí afuera. La formación de estrellas nuevas, la muerte de las estrellas, las enanas blancas, el acrecentamiento de gases y partículas en las nebulosas, el movimiento de las galaxias, las formas espiraladas y la manera espectacular de fusionarse entre ellas para adquirir nuevos contornos y dimensiones.
Los planetas desde los más cercanos al sol y más calientes hasta los planetas de hielo más alejados. Y lo más sorprendente, los agujeros negros, ese enorme traga materia recientemente descubierto que expele una increíble energía hacia afuera.

La obra no será una lección de astronomía, será mi juego y el de los bailarines disparados por estas realidades astronómicas e insertos en ese mundo como si se tratara de una escenografía cambiante. Es desarrollar un mundo lúdico en donde las dimensiones se truncan, las distancias se acortan, los hombres vuelan, flotan y bailan en sus recorridos elípticos la atracción de la gravedad se hace sentir en los cuerpos, las velocidades pasan por aceleraciones bruscas y los agujeros negros son representados por un cilindro escenográfico real que succiona y expele energía y juguetonamente también, los cuerpos humanos.
(…) no solo habitan las diferentes esferas celestes sino también las manipulan, juegan con ellas como si dirigieran el devenir de sus recorridos, como directores de orquesta o seres superiores con capacidad de reordenar este mundo sideral de esferas flotantes.
(…)Lo que tiene de intrigante este proyecto es lograr fusionar la maravillosa realidad que nos trae la tecnología humana a través de súper ópticas astronómicas con otra realidad: la capacidad de la mente humana de expandirse, de imaginar y barajar conceptos utópicos y fantasiosos y de incorporar lo más fundamental que nos pertenece: nuestro cuerpo”.
Margarita Bali – septiembre 2012-

“El juego es una función llena de sentido, pues en él hay algo que rebasa el instinto mediato de conservación que confiere un sentido a la ocupación vital. Todo juego significa algo, por el hecho de albergar el juego un sentido se revela en él, su esencia, la presencia de un elemento inmaterial”.
Johan Huizinga, HOMO LUDENS, 1938

 

Mención a la Trayectoria y la Investigación-  Joaquin Fargas | Hydrosmos GK1 -| Escultura cinética


Hydrosmos GK1 propone otra forma de pensar nuestra relación con el entorno, un futuro donde el hombre interactúe con las fuerzas de la naturaleza, donde logre habitar y convivir con una de los fenómenos meteorológicos que constantemente amenazan a la humanidad.
Hydrosmos GK1, imaginada a partir de la Ciudad Hidroespacial, es un hábitat emplazado en el aire, pero no en el aire quieto, sino en una tempestad, en un tornado.
Retomando conceptos de los visionarios del pasado, como el Maestro Kosice, seres del futuro nos cuentan sobre Hydrosmos GK1, no como utopía distante, sino como un futuro real que se empieza construir ahora mismo de la mano de la imaginación, del arte, la ciencia y la tecnología. La ciudad se plantea, no sólo como espacio físico, sino como espacio simbólico donde podemos entender la necesidad del hombre de trascender la tierra y hasta de trascender su propio cuerpo.

“El hombre no ha de terminar en la tierra”. Preanunciaba Kosice en 1944, La premisa es liberarnos de la superficie terrestre, tal vez en algún momento próximo yerma e inhóspita, y habitar el aire. Es pertinente plantearnos otras formas viables de continuar nuestra existencia. ¿Qué sucedería si pensamos lo imposible? En la actualidad nos parecería absolutamente quimérico vivir en algo tan inhóspito como una tempestad, pero en los albores de la geoingeniería una cierta verosimilitud se vislumbra. Básicamente lo que nos brinda la geoingeniería es convencernos de que el hombre pueda entender y recrear las fuerzas de la naturaleza, a través recursos alternativos y sustentables, es decir que el hombre pueda nivelar sus fuerzas con las de la naturaleza, manteniendo un equilibrio, convirtiendo lo destructivo en constructivo, ofreciendo alternativas que beneficien a ambos e incluso respondan a problemas ecológicos.  Hydrosmos GK1 plantea un futuro donde sería posible habitar la tempestad, utilizando las fuerzas eólicas como fuentes energéticas de sustentación. Una alternativa de espacio que poetiza la actual lucha de factores antagónicos, en un hábitat capaz de comprender al hombre y la naturaleza en un modus vivendi de unión y convivencia. Convirtiendo lo imposible en posible.

Joaquín Fargas
Ingeniero artista // artista-ingeniero, Joaquín Fargas integra el campo artístico, el científico y el tecnológico en su producción. Desde la ciencia, divulga los conceptos y teorías de un modo lúdico, poético; desde el arte enseña a comprender las propiedades de la naturaleza y a tomar conciencia de su cuidado. La obra de Joaquín Fargas aborda problemáticas relativas a la ecología y a la comunicación.
Muchas se valen de mecanismos propios de la naturaleza para su configuración. Mecanismos que refieren al intercambio de energía, transformaciones, como metáforas de la comunicación.
En la medida en que reaccionan al ambiente, las obras revelan su carácter abierto. Las esculturas aparecen como soporte de procesos dinámicos, en los que las fuentes naturales, como el sol y el viento, son instancias de su identidad.
Así se planta una suerte de diálogo, relación recíproca.  La obra modifica el entorno y a su vez ésta es modificada por él.  La obra de Fargas configura una propuesta ecológico-ambientalista que enfatiza finalmente el carácter procesual de toda relación, y de la vida misma

Mención  – Blas Carbonel |Ventana para surgir en nuevos pensamientos | Site specific

“¿Para qué, entonces, la pintura, la escultura, en definitiva el “objeto”,  si todo ello yua está contenido en la vivienda ocupando el espacio, el recorrido interno de ese espacio, el volumen, el color, el movimiento?”

Gyula Kosice – Manifiesto Ciudad Hidroespacial- 1971

La obra se fusiona con la estructura del planetario al igual que ocurriría en los habitas de la Ciudad Hidroespacial generando una ventana… para surgir en nuevos pensamientos.

La instalación se basa en un principio fundamental que es el reflejo de la luz en el agua ondulada.
La dinámica se da a partir de un estanque plano con agua y dos autómatas que la golpean mientras van cambiando su posición alrededor del mismo.  Una luz rasante detrás del conjunto proyecta el reflejo del líquido sobre una pantalla translúcida.

Mientras está en reposo, el agua mantiene una superficie plana por la fuerza gravitatoria. Cuando se la golpea, la energía se transmite por el fluido formando ondas. El aumento de la entropía junto con la gravedad provocará que vuelva a estar plana. Así, luz y agua se unen y fluyen hacia el reposo hasta que las despierta un nuevo golpe.

En este proceso, el trayecto de la luz sufre una alteración al ingresar en el agua en movimiento: es atrapada por la ondas que la desvían por efecto de una refracción deformada. Esto provoca que al observar una fracción del reflejo, se vean luces y sombras formando una imagen plana del líquido. Al mirar esta imagen en movimiento pregnante sucede un efecto en la mente del espectador.

El fluir hacia el reposo funciona como un mantra que desplaza el murmullo mental y las fantasías de la contaminación conceptual, causada por esas ideas que nos vemos urgidos en procesar por la interacción racional con nuestro ambiente. Como una mesa de trabajo que recibe constantemente objetos o tareas que se acumulan según el orden de prioridades o la importancia que le asignamos, racionalmente o por sugestión externa, así nuestra mente se embota. Al darle algo bello con un ritmo relajado en que ocuparse, suspendemos un momento este murmullo mental y se posibilita que surjan nuevos pensamientos en forma de imágenes, ideas, sonidos, etc.

Mención –  Marcela Polischer y Bernardo Timerman | Los seres que habito | Desarrollo en espacio específico de videoInstalación en tiempo real con registro de Mapping

“Aspiramos a crear proyectos, que siendo rigurosos y poéticos en su conceptualización sean espacios donde el espectador pasivo se sienta involucrado, se transforme. En la experimentación tecnológica nos encuentra la motivación de rebelarnos frente al exceso de control que ésta ejerce sobre nosotros y nos dirigimos en busca de poéticas que acompañen el deseo de deslimitación entre disciplinas y medios. Proponiendo una hipótesis de paisaje, en donde el sujeto se multiplica reiteradas veces, sin embargo, y a pesar suyo, con independencia de sí mismo, de paso hacia un nuevo destino…
Mundos paralelos, portal, paisajismo- mezcla de paisaje y espejismo
¿Encuentro con otros seres que habito? ¿habito otros seres? ¿o soy habitado por
ellos? En todo caso se trata de una invitación a habitar el espacio en una nueva
mirada.”  Polischer y Timerman

La persona que veo no sabe qué veo en ella.
Y yo no sé qué ve en mí.
En compañía de mis amigos, el rostro que me resulta menos familiar es el mío.
El Espacio adquiere la forma de mi Mirada
Hubert Reeves

“Compartiendo la mirada de descubrir desde el Manifiesto de la Ciudad Hidroespacial de Gyula Kosice, en la arquitectura geométrica del Planetario, reflejos originados por la luz ,en el agua de la piscina sobre la explanada, re-surgieron en ambos, experiencias de trabajo asociadas con diversos tipos de superficies espejadas, y nos descubrimos enlazando imágenes digitales en un caleidoscopio gigante, alterando superficies interactivas, en torno a la in-gravidez , en un flotario, en un simulador de vuelo…

Los Seres Que Habito sugiere la posibilidad de habitabilidad de nuevos e imaginarios mundos alternativos que se replican al azar, sucesivamente.
La participación es aleatoria y deviene en complicidad con el espectador. “ Polischer y Timerman

*Acerca de la mirada:
Del mismo modo que a los tiburones les preceden sus peces-piloto, nuestra
mirada va precedida de una mirada piloto, que propone un sentido a lo que
mira…Nos creemos erróneamente estar libres de esa mirada.

Mención – Jorgelina Herrero Pons | Huerta helicoide, prototipo para vivienda de la ciudad hidroespacial | Bio-instalación
Asesoramiento Viviana Bernahrdt, paisajista especialista en huertas

“La vivienda nómade hidroespacial deteriora el curso de la economía actual en base a la valoración del terreno y abre interrogantes sociológicos imprevisibles. Apunta asimismo a una apertura del arte, pues nuestra civilización entra en la etapa postindustrial. Se propone pues, un arte de todos y no un arte para todos. Al superar todo intermediarismo, el arte se integra tácitamente al hábitat, se disuelve en él y en la vida, es su presentación, su “modus vivendi”.

Los lugares creados con sentido de síntesis y vida comunitaria son su extensión.”

Gyula Kosice – Manifiesto Ciudad Hidroespacial- 1971

Vivir a 1500 m sobre el nivel de la tierra Tener tu propia huerta. Ser artífice de propio alimento.
Cada vivienda tendrá su propia huerta lo que además de posibilitar el autoabastecimiento de determinados alimentos generará un vínculo más estrecho con otros al incentivar el intercambio.

La escalera caracol central del Planetario es en esta ocasión soporte para huerta prototipo de las que Jorgelina Herrero Pons propone para la Ciudad Hidroespacial de Gyula Kosice.
A medida que las plantas crezcan se cosechará el resultado y se repartirá entre los visitantes de la Bienal.

Mención – a. Priori – Proyecto Untitled – Escultura Bioarte

Bacterias. Organismos unicelulares procariotas primitivos.
De ellos venimos. Y en ellos, que constituyen nuestro pasado y predicen nuestro futuro, estudiamos la forma y el camino de la supervivencia.
La referencia original. La esencia, lo infinito de la existencia. La necesidad de volver al origen, de estudiar patrones de modelos primarios para evolucionar, para sobrevivir.

Reinterpretar el comportamiento del ciclo de vida en estas colonias e interpolarlo a nuestra sociedad. Entender su ciclo de vida, es entender el nuestro a futuro.

La diferencia es que las bacterias no pueden ni evitar ni modificar su accionar. Nosotros sí.

 

 

 

 

.Bajada científica
En medio líquido y bajo condiciones de temperatura y recursos específicas, las poblaciones de bacterias pueden crecer de una forma explosiva acumulando grandes números en un período de tiempo muy reducido. Al agotar los recursos, entran en fase estacionaria y mueren.
El grado de paralelismo aplicable a la raza humana es coherente, en tanto el crecimiento demográfico es uno de los rasgos dominantes del siglo XX. Para sobrevivir, el hombre debe ser capaz de adaptarse al medio hostil en el que habita buscando nuevos modos de vida, acorde a necesidades puntuales de vivienda y recursos.
En la obra, las bacterias procuran evidenciar de manera metafórica una realidad a la que tarde o temprano nos enfrentaremos. Constituyen prueba viva de un futuro ineludible, adelantándonos aquello en lo que podemos convertirnos.

.Bajada técnica
Escultura constituida por tubos de acrílico interconectados entre sí, con capsulas de petri inclinadas a 45 grados sobre el extremo superior de cada tubo. Cada capsula de petri contiene colonias de bacterias cultivadas en el Laboratorio Argentino de Bioarte de la Universidad Maimónides.
Circulación de agua a través de los tubos de acrílico por medio de bombas hidráulicas interconectadas entre sí. Iluminación de LEDs que coloriza el agua que fluye en los tubos.
Base cuadrada contenedora de las bombas hidráulicas.

Mención – Sebastian Grandi/Veronica Lopez – Cosmógrafo de particulas propias

Desde siempre el espejo ha sido un objeto cargado de simbolismos: puerta hacia otra realidad, lugar de adivinación o de conocimiento de uno mismo. El espejo de agua, el reflejo de la realidad en una superficie líquida, ha sido inspirador de mitos, leyendas, poemas y obras culturales de todo tipo. Se propone al Cosmógrafo de Partículas Propias formado por agua y luz, como elemento de función trascendental dentro de la ciudad imaginada por el maestro Gyula Kosice: El encuentro de cada persona con su poética propia mediante el reflejo que este espejo le devuelve. Una presencia plástica virtual que se manifiesta sólo a través de él. Así, la obra se presenta de manera particular y original cada vez que es observada como respuesta a quien se anima a ver.

Nuestra imagen reflejada en un espejo es la primera virtualidad con que nos hemos enfrentado en la historia como humanidad. Esa virtualidad nos sitúa en un universo que elimina la dimensión de espesor o volumen y nos acerca a la estructura de lo subjetivo.

El Cosmógrafo de Partículas Propias nos propone una experiencia sensorial y conceptual. Al mirarnos en él, nos devuelve nuestra imagen fragmentada llevándonos al encuentro de nuestra existencia estética concreta. Como en una fuente podemos tocar el agua para dialogar con nuestra propia imagen virtual. Al mismo tiempo podemos vivir dos mundos sin desplazarnos, utilizar esta ventana para ver más allá, produciéndose una situación espacial ambigua en la que hay continuidad del espacio frente al espejo con el espacio detrás de nosotros. Nuestra percepción del lugar adquiere una connotación de pluralidad.

Dentro del esquema conceptual de Contínuo de la Virtualidad (virtuality Continuum)¹ esta obra puede ubicarse dentro de la Realidad Mixta (Mixed Reality) ya que combina mundos virtuales con el mundo real (físico) utilizando tecnologías interactivas en tiempo real.
La obra se completa con nosotros y es diferente para cada uno de nosotros – es cuando alguien la ve – Con su fuerza reflexiva produce en la relación sujeto-objeto un sistema donde se elaboran formas en movimiento, en transformación y permanente cambio.
Consideramos fundamental en la premisa de poetizar el mundo que cada habitante de la ciudad hidroespacial pueda tener este tipo de experiencias, encontrando la poética propia para derramarla sobre el mundo que lo rodea.

*¹El concepto de Continuo de la Virtualidad o Virtuality Continuum en inglés, fue definido por primera vez el año 1994, por Paul Milgram y Fumio Kishino. El Continuo de la Virtualidad es un concepto que sirve para describir que existe una escala continua que oscila entre lo que se puede definir como completamente virtual, es decir, una realidad virtual, y lo que es completamente real (la Realidad) . Así intenta abarcar todas las posibles variaciones y composiciones de objetos virtuales y reales.

Mención – Mauricio Saad  | El Portal | Escultura lumínica

Cualquier ciudad ordinaria posee una entrada común, y en su espalda, la idéntica salida. “El Portal a la ciudad Hidroespacial” retoma esa simetría y le ofrece al visitante uno de los pocos instantes de introspección que tendrá en su vida. Para alcanzar a una ciudad a 1500mts. de altura, es necesario tiempo y espacio en el vacío del universo. Idénticos requisitos requiere mirarse al espejo. Más allá de nuestra propia imagen y su reflejo, el acto de enfrentarse a un espejo nos proyecta a una tercera imagen: la que deseamos ser. Lograr tal Proyección de nosotros mismos, demandará también un tiempo (por venir), un espacio (el interior), y el objetivo de conquistar lo indómito (el vacío existencial). Una ciudad extraordinaria, en el silencio, ubicada en algún rincón indescifrable de los cielos sin habitantes, será entonces el marco apropiado para que el deseo de alcanzarnos a nosotros mismos sea factible.

La obra propuesta identificaría la llegada a la ciudad Hidroespacial. El Portal se erige en el espacio de la ideas y se desprende de las tierras planas y con gravedad. Mirado de frente, ambas patas del pórtico se caracterizan por tener una raja central donde se entrecruzan iluminados los puentes temporales, cuya luz intermitente semeja pulsaciones o destellos eléctricos provocados por la actividad neuronal de pensar.
El Portal tiene la particularidad de poseer dos miradas; una llamada “Portal Sur: La Partida” y en su reverso “Portal Norte: El Retorno” las cuales son claramente identificadas.
En el dintel que cierra el pórtico se acierta un cartel cuya acción es develar frases sin fin, aludiendo la idea de la partida hacia la ciudad Hidroespacial y luego el regreso de esa migración
En los laterales del Portal se revelan las terminales de los puentes temporales generando puntos de color azul que se prenden y apagan con la intención de expresar el centelleo de las estrellas en el universo. Cada estrella que nos rodea es un deseo, una proyección de nosotros mismos tratando de llenar el vacío existencial en su acontecer finito y sin develar.

Finalmente se describe el “leitmotiv” de la obra, también concebido para ambos frentes del Portal: “El Formador de Imágenes con proyectos”, la imagen de quien se observe en “El Formador…” será única e irrepetible, como lo somos cada uno en el universo; universo representado por centenares de estrellas que se proyectan en la profundidad del vacío y a nuestro alrededor.

El Portal en su conjunto adquiere la fuerza de pieza única, disponible para quien se atreva a proyectarse a futuro, y en una ciudad cuyo límite inconcebible sea la propia imaginación
“La Tierra entera no es más que un punto, ni el lugar que habitamos más que una insignificante esquina del Universo”. Marco Aurelio

Mención | Federico Joselevich Puiggrós y Julia Vallejo Puszkin | Saudade do mar | Instalación electrónica interactiva


La presencia de agua es la brújula que guía al ser humano en sus búsquedas de nuevos planetas. ¿La hay en Marte? ¿En la Luna? ¿Hay agua en el planeta XPQ42WERT? El mar, esa inmensa promesa de eternidad en agua, es algo con que los habitantes de la ciudad hidroespacial no pueden experimentar cotidianamente.

Saudade do Mar juega con esa falta: por un lado la crea y por otro intenta remediarla.
Más del 70% del planeta que habitamos está constituído por agua. Inmensos volúmenes líquidos, misteriosos, habitados, casi insondables. Son fondo y son superficie, sede inorgánica de vida, inmersión y desplazamiento.
Anhelamos su hipnótico encuentro, avistar su inquieto horizonte, sus aires perfumados de sal: conocer el mar, navegarlo, bucearlo, nadarlo, surcarlo. Alimentarnos o ser carnada de sus seres vivos. Flotar, hundirse, nadar. El aire de la felicidad, de la vacación, de su arrullo incesante, de la promesa, del amor.

Abandonamos la tierra firme y quizás nos tengamos que despedir de las aguas inmensas, de la expectativa del viaje en barco, del mundo pirata, los monstruos y sirenas, de la pesca o la liviandad en un viaje en velero; de las islas, de Venecia, de los puentes y los hielos flotantes. ¿Sería el mar una ficción?, ¿un recuerdo a transmitirse como anécdota a las generaciones hidroespaciales? ¿Necesitaremos un souvenir? ¿Como podremos rememorar al océano de nuestra tierra cuando empezamos a acercarnos al océano de entre las galaxias? ¿Cómo es la percepción de lo insondable cuando se sale de la tierra, para percibirnos ínfimos en el universo?

Saudade do Mar explora también, con la utilización de caracoles para generar sonidos de mar, esa mezcla entre el pasado, el presente y el futuro, con la memoria del caracol, la presencia del visitante y la seguridad de un futuro mejor.
Saudade do Mar habla de ese espacio intermedio entre la añoranza de la presencia del hombre en la Tierra, así como de la madurez en la esperanza de futuros más pródigos y certeros para la convivencia entre las especies.

*Relación sonido-movimiento-visitante
Una serie de pequeñas paletas y aireadores mueven el agua dentro de la pecera. Esto produce una sensación de mar, hipnótica, junto con los sonidos envolventes.
La velocidad del movimiento está determinada por un factor de frecuencia de los sonidos producidos por los caracoles. Cada caracol va produciendo un sonido que está en concordancia con el resto de los caracoles y cuya intensidad depende del modo en que el visitante presiona el pulsador.
El algoritmo utilizado para determinar la frecuencia de los sonidos, cruza comportamientos de autómatas celulares con el movimiento orgánico del visitante al pulsar el botón del pedestal. Se busca que el visitante tenga una experiencia con la obra, más allá del dispositivo con el que se interactúa

Mención – Cecilia Ivanchevich//Esteban Manzioni | Tinta plop | Objeto instalación –
– Se presenta un video registro del proyecto –
Partiendo de las palabras de Kosice que demarcan un espacio específico dentro de la ciudad hidroespacial “Un lugar para dejar escrito  -tinta de nubes- la radiación gozosa de todos los deseos” hemos diseñado este espacio de introspección donde cada uno deja su huella. A modo de altar, cada uno se acerca a este espacio y con su intervención activa diferentes estímulos sensoriales (sonoros, táctiles y visuales) que de manera poética dejan plasmados sus deseos en tinta de nubes dentro de cada burbuja.

El proyecto propuesto consiste en un objeto instalación con un sistema interactivo móvil, luminoso y sonoro. El mismo se activa con la participación de quien se acerque, mediante la utilización de un sistema “theremin” de una sola antena (1) ubicado en el cilindro frontal al objeto, que genera diferente frecuencias sonoras, y que estará conectado a un mecanismo que insufla aire con humo (tinta de nubes) dentro de un tubo con glicerina liquida (2), provocando una burbuja (deseos) única que se eleva con movimiento rectilíneo uniforme a baja velocidad.
Este sistema en paralelo acciona una bomba de aire que insufla el aire dentro de la cubeta transparente conteniendo glicerina líquida. Este espacio estará intervenido por pequeñas líneas de metal de fluorescente y que serán iluminadas por una luz negra externa al objeto.

Notas:
(1) Teremin: Instrumento musical electrónico creado por el físico y músico ruso Lev Serguéievich Termen. El mismo se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas.
(2) Elegimos este material, para reemplazar al agua, dado que este permite que la burbuja de aire se eleve a menor velocidad, obteniendo de este modo la sensación de flotación deseada.

Mencion-YamilBurguener |Hidrociudadanos | Instalación-Mapping interactivo
– No forma parte de la exhibición –

El manifiesto sobre La Ciudad Hidroespacial del Maestro Gyula Kosice pone en jaque a estructuras arquitectónicas, sociales, filosóficas – de algún modo – “aferradas a las cavernas, guerras y diluvios” (*1), y nos presenta una alternativa  intuitiva y a la vez fuertemente racional. Para creer en la factibilidad de estas nuevas ciudades flotantes, y para que puedan llegar a edificarse con naturalidad, facilitaría contar con una creciente consciencia del ser Hidrociudadano, y es aquí donde el proyecto hace una fuerte reflexión.

Partiendo del simple hecho de que la base de cualquier ciudad surge de las relaciones entre sus ciudadanos, entonces es menester saber qué caracteriza a los Hidrociudadanos. Lograr ser parte de “los resplandores visionarios de un nuevo pensar y sentir” (*1), es una tarea que exige paciencia, dedicación, curiosidad, un pensar revolucionario, y más cualidades que pueden desarrollarse mediante prácticas artísticas y procesos de aprendizaje: “Ser habitante hidroespacial tendrá al comienzo sus desventajas, hasta llegar al ejercicio continuo para desarrollar todas las posibilidades, condición humana, y no como un trabajo obligado.” (*1)

Proyectar a futuro, trasladando nuestra vida a la tropósfera, modifica y actualiza tantos paradigmas, entre ellos, la relación entre tiempo y espacio según la percepción. Tradicionalmente el pasado se lo relaciona con lo que está detrás y el futuro con lo que está por adelante. Esta nueva búsqueda gira los ejes dejando al pasado por debajo, y el futuro arriba. Naturalmente, en una Ciudad Hidroespacial uno mirará hacia abajo y verá el pasado. Esta fuerte sensación aleja y sustituye a su modo la relación vertical “terrenal-divina”, por una humana y más accesible, en donde el alejamiento del hombre de la tierra es solo un paso necesario a proyectar: “el hombre no ha de terminar en la tierra”. (revista Arturo, 1944)

(*1) Extractos del manifiesto sobre La Ciudad Hidroespacial

El proyecto consiste en esferas-ovoides suspendidas a 3 mts. de altura. Cada una de ellas se desplaza libre y naturalmente en un espacio asignado según el movimiento del aire en la sala. En las esferas-ovoides se proyectan videos de caras de los que visitan la instalación, en cada esfera se imprime un rostro animado de una persona distinta, haciendo analogía a posibles Hidrociudadanos. Los usuarios que deseen ser parte de esto, los más curiosos, pacientes y visionarios, podrán auto seleccionarse mediante la lectura de un texto que se encuentra en un cartel ovoide que contiene dicho escrito, detrás de éste hay una cámara sensor escondida registrado los rostros de aquellas personas, que se mantengan frente del texto por más de 10 seg. De esta forma, se motiva a que los usuarios tengan que pasar por un cierto proceso de búsqueda y reflexión.

——————— . ————————-

Participan de la exhibición Segunda Bienal Kosice los tres premios de la Primera Bienal Kosice:

  • Primer Premio | Frecuencia Orbital | Christian Wloch | escultura cinética, hidráulica, óptica e interactiva
  • Segundo Premio -Grupo Biopus | Vida Líquida | Escultura interactiva
  • Tercer Premio – Martin Bonadeo | Fuentes de luz | escultura lumínica tridimensional
  • Mención a la investigación artística | proyecto untitled | Late | Instalación interactiva

 

Anuncios